El reloj más caro del mundo.

¿Cuál es el reloj más caro del mundo?
Con un precio de nada menos que 55 millones de euros, este increíble Graft Diamonds Hallucination se lleva el premio al reloj más caro del mundo.

La razón del elevado precio de este reloj?

La casa Graff Diamonds, joyeria multinacional con su sede en la ciudad de Londres, es la artifice del por ahora reloj más valioso y exclusivo del mundo. El increíble valor que alcanza viene de sus 110 quilates de diamantes con colores muy extraños (Fancy Intense Pink, Fancy Grey Blue, Fancy Orange entre otros) y de gran tamaño que van engastados en una espectacular pulsera de platino. Por si esto fuera poco, se ha dotado a los diamantes de diferentes cortes en forma de corazón, de pera, brillante y redonda.

Bajo una pequeña esfera de cuarzo enmarcada con diamantes rosas se esconde el espectacular mecanismo de este reloj, dotado de súper precisión. Por lo visto no necesita reserva de marcha ni cuerda automática y nos da un funcionamiento de meses.

¿Quién ha creado este reloj?

La idea de crear esta increíble pieza de alta relojería es del presidente de Graff Diamonds (Laurence Graff), era de esperar ya que si algún trabajador propone fabricar un reloj de 55 millones de euros, si no le mandan a la calle se ríen de el.

La historia de Laurance Graff recuerda un poco a la de nuestro Amancio Ortega, hombres que empezaron desde muy abajo y terminan en lo más alto. En el caso del Señor Graff, comienza como aprendiz de joyero pero rápidamente empieza a crear sus propias piezas de joyería. Con solo 24 años ya tenia dos joyerías propias en Londres y a la edad de 30 años presidia uno de los mayores fabricantes de joyas de Gran Bretaña.
A día de hoy la compañía tiene 45 tiendas repartidas por todo el mundo y en lugares mas exclusivos de las principales ciudades.

El reloj más caro del mundo

Dejando de lado que te guste más o menos este Graff Diamonds Hallucination y que te parezca una pasada el dinero que cuesta, si conocemos un poco el proceso  de creación de esta obra nos damos cuenta de la razón de su desorbitado precio.

Los más prestigiosos diseñadores, gemólogos y maestros artesanos han pasado miles de horas elaborando esta pieza de joyería relojera. Los diamantes se encajan hábilmente a mano en el engaste invisible de platino y todo ello crea un espectacular brazalete multicolor.

 

 

Más información sobre el tema